Gracias Hypoxi por ponerme en forma

Este año ha sido el año en el que he decidido ponerme en forma y el método Hypoxi ha tenido mucho que ver con esto. Estar tantas horas delante del ordenador editando fotos estaba empezando a pasarme factura. Dolores de espalda y sobre todo esa sensación de cansancio permanente que provoca el no hacer nada de deporte.

Empecé con un entrenador personal y seis meses después estoy encantado. ¡Estoy en forma! Y eso lo noto en mi día a día e incluso en mi estado de ánimo. Durante estos meses Hypoxi ha sido el complemento perfecto a esos días de ejercicio. Máquinas que consiguen reducir la grasa localizada en abdomen, cadera y glúteos sin esfuerzo.



Es muy sencillo. Se trata de un tratamiento nuevo que combina altas y bajas presiones para mejorar la  circulación de la sangre en las zonas complicadas y que combinado con un entrenamiento cardiovascular leve que contribuye a acelerar el metabolismo, consigue los resultados deseados, que pueden llegar a ser hasta 4 centímetros de reducción, en solo un mes. Sus monitoras van midiéndote cada 15 días para ir viendo los avances, y sí, se notan.  

Además, la novedad de Hypoxi es que pierdes donde lo necesitas utilizando un aparato u otro y tus esfuerzos van directamente a la zona que  quieres reducir.  

La máquina Dermology, está especialmente pensada para mujeres. Se encarga de mejorar la  retención de líquidos y la celulitis, hace que  los resultados aparezcan a partir de la primera semana, permitiéndote notar tu piel más tersa  y suave.



Empecé a notar los resultados a partir de las primeras dos semanas y a partir del primer mes conseguí reducir hasta cuatro centímetros. Todo en un ambiente relajado con un personal muy amable que te ayuda en todo. Hypoxi ha sido todo un descubrimiento, un antes y un después... 

Si estáis interesados en hacer una prueba no dudéis en llamar al teléfono: 91 679 58 48 o entrar en su web: www.hypoxi.es