Luces y Sombras


Así fue 2008. Lleno de luces y sombras. Pues como cualquier otro año, con la diferencia de que en éste, las risas y las sonrisas ganaron, como no podía ser de otra forma.

Y las lágrimas se secaron, dejando ese sabor salado tan agradable y los ojos bien descansados. Que si para algo sirve llorar es para eso, para limpiar y relajar bien los ojos y sobre todo el alma.

Adiós. Me dejas inolvidables conciertos y pelis. Noches sin dormir en los bares de siempre y noches sin dormir en mi cama de siempre. Vacíos tristes, pero que liberan, proyectos musicales que arrancan, una preciosa casa en un precioso barrio. Paseos de tarde con sus cañas correspondientes y manzanas mordidas. Me dejas a una bella dibujante y a un apuesto astronauta. A una chica y su perrita que salen del túnel y a una chica que en otra vida vivió en Alaska. Meses en casas que fueron mi casa. A nuevos y viejos amigos que volvieron a aparecer, aunque nunca se fueron. Y amenazas, gritos y carcajadas. Y cafés con tartas, viajes y hoteles erotizados. Y geniales regalos. Me dejas fotos, muchas fotos. Y sobre todo Pony, que llega con la maleta llena de planes, seda, ilusiones, ciencia y ojos inundados de colores con música.

Todas las fotografías publicadas en este blog son propiedad de Rai Robledo 
www.rairobledo.com