El Nidito Perfecto

Cálido y acogedor, así debería ser siempre un nidito. El nidito perfecto.
Y que siempre suene la música, y los susurros, y que se sientan los suspiros ¡Y que se oigan las risas! Y que sea muy bonito, claro. Eso es fundamental. ¿O es que habéis visto alguna vez un nido feo?

Los arquitectos de niditos intentamos mejorar nuestra técnica día a día. Así es como se consigue el nido perfecto. No hay que desanimarse ni desesperar. Con calma, con paciencia. Poco a poco. Así es como conseguiréis un nido del que no queráis salir nunca. O

No habéis entendido nada, ¿verdad? O lo mismo sí. Bueno, no importa. El caso es que también os recomiendo que la cámara la tengáis siempre cerca. Y nada más, que me voy al nidito...



Todas las fotografías publicadas en este blog son propiedad de Rai Robledo 
www.rairobledo.com