Dani

Os presento a Dani. Frodo para los amigos. Es el más pequeño de mis sobrinos. Le llamamos Frodo por ese gesto de angustia vital que tiene en su carita casi de forma perenne, y por esos grandes ojos azules que te miran fijamente, sin vergüenza ni timidez alguna. Y claro, después de un rato con esa mirada azul tan líquida y cristalina clavada en ti, pues te quedas bobo.


Pero ¿Por qué pones esa carita?

Y qué piel más blanca , te deja ver sus diminutas venitas. Y esa ternura que desprende. Es que es muuuy pequeño. Me encanta fotografiarle, al final siempre sonríe, pero le cuesta, le cuesta. No es de sonrisa fácil el jodio.

Fotografiar a niños suele ser complicado. Hay que tener mucha paciencia, jugar con ellos. Que las fotos sean algo divertido, si no pasan de ti y hacen lo contrario de lo que les pidas. Lo que siempre suelo hacer es poner la ráfaga y hacer series de cuatro o cinco disparos. Para asegurarme de que alguna foto de ese momento sale bien.

¡Así mucho mejor!
Con mis sobrinos he aprendido mucho, y algunas de mis mejores fotos son de Ellos. Ya os iré presentando a los dos que quedan.

Para ver más fotos del pequeño Frodo podéis entrar en esta carpeta de mi flickr. ¡Hay más retratos en los que sonríe!

Todas las fotografías publicadas en este blog son propiedad de Rai Robledo 
www.rairobledo.com